martes, 3 de mayo de 2011

ERMITA DE LA VIRGEN DE LA ALEGRIA

          HISTORIA:

          La ermita de la Alegría está situada en el lugar que se llamó las Cellas, siendo en un principio fortaleza y destruída por orden de Jaime I. Paralelamente a su derribo se alzó el edificio del santuario de la Alegría donde se veneraba a la Virgen bajo la advocación de la Alegría.
..........Jaime I cedió el dominio del santuario al Concejo, excluyendo a las órdenes religiosas de cualquier tipo de derecho sobre la Ermita y por extensión de toda la partida de las Cellas. Se puede leer en "Historia de Monzón", importante obra de Mª Teresa Oliveros de Castro. "Otra ermita hay en un collado, que paresce hacia mediodía entre unos olivares, que se dice Nuestra Señora de la Alegría, ansí mismo bien visitada".
        Durante y como consecuencia de las guerras del 1642 la Ermita de la Alegría sufrió fracturas y destrozos que obligaron hacia el año 1662 trasladar los cultos devocionales a la iglesia de Santa María. Seguimos leyendo a Mª Teresa Oliveros de Castro "En la ermita se hallaba fundada la cofradía bajo el mismo título de la Virgen, la cual poseía un huerto situado bajo el molino harinero que se llamaba de la Villa, por los años 1613."
..........Desde su advenimiento la Virgen de la Alegría aglutinó grandes devociones que se conservaron y engrandecieron a lo largo de los tiempos. Un apunte histórico que realza la figura y espíritu de la Virgen de la Alegría más allá de lo puramente localista -y que avala nuestro comentario acerca de la gran devoción que tuvo y que sigue manteniendo viva- es saber que en la Catedral de Barcelona tiene una capilla y que en su honor existen "gozos" en castellano y catalán.


ROMERIA:



..........Los montisonenses y vecinos de la comarca celebran con gran emoción el Lunes de Pascua, una gran fiesta en honor a Nuestra Virgen de la Alegría. Desde primeras horas de la mañana los romeros se van acercando a la ermita y alrededores, llegando a ser masiva la afluencia de grupos de amigos y familiares disfrutando antes y después de la Misa, con el canto del himno a la Virgen. Se engalanan algunas carrozas, se come roscón, farinosos, longaniza y otros productos de la tierra, sin olvidar las actuaciones de los grupos joteros.
..........Nos tomaremos la licencia de citar los comentarios que al respecto ha escrito con rigurosa explicación Mª Teresa Oliveros de Castro: "Era Antigua costumbre el ir en procesión cada año a las ermitas, pero ya en el siglo XVIII perduraba solamente la de la Virgen de la Alegría, en el lunes de Resurrección.
..........La fiesta consistía en cantarse una Misa en la ermita y se decía el último sermón, como despedida de la Cuaresma con la asistencia del cabildo, clero parroquial de San Juan y religiosas de las Comunidades que entonces había, Ayuntamiento y particularmente vecinos en lo antiguo sólo se gastaba lo correspondiente a un refresco o desayuno; pero considerando muy incómodo el regreso antes del mediodía, se dilató hasta la tarde disponiendo de una proporcionada comida a los concurrentes. En el año 1771 se nombró un administrador de la ermita y consignan a este efecto un campo en la Balfarta.
          Para dar mayor solemnidad y alegría a la fiesta, se permitía la asistencia de una cuadrilla de mozos danzantes que en obsequio al Santísimo le acompañan en su procesión el primer día, continúan en al segundo la de Nuestra Señora de la Alegría divirtiendo la Plaza en el tercer día con cuyo honesto entretenimiento logra el Pueblo descanso en sus pesadas tareas, especialmente observada moderación en tales actos populares; e interviniendo el gobierno político para precaver desórdenes , como sucedió el que comenzó a notarse en la idéntica función de la Alegría en 1756."


HIMNO:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada